3

Nocturno Incandescente

Caminábamos por una calle oscura,
no tenía miedo. Ibamos juntos, platicando
éramos ligeramente iluminados lo suficiente
para identificarnos.
Yo flotaba sobre mis pies como llena de aire,
tú te sonreías disfrutando del andar.
Llegábamos por fin al destino elegido,
por algún motivo mi tranquilidad se esfumo,
querías que me deslizara por un agujero para
acompañarte del otro lado y con tu insistencia
abrías cada vez mas la brecha entre nosotros
dos.
Termine retirándome, como siempre las cosas entre
tú y yo, inconclusas.

3 comments:

the lines on my face dijo...

eso de caminar flotando hasta que se esfuma la tranquilidad, suena como un sueño interrumpido por el consciente y lo deja inconcluso ;)

Amazona dijo...

los suen~os que en realidad parecen volverse pesadillas, no?

the lines on my face dijo...

ojalá fueran quesadillas!

Back to Top